Receta tradicional: Quesillo hecho en casa

Deléitate de un delicioso postro que va acompañada de una rica gelatina y de una torta, el cual hacen un día perfecto de sabores que a todo el mundo le gusta y lo disfrutan mucho cuando asisten a una fiesta, una reunión, entre otros. El quesillo es muy parecido al flan que se diferencia por su textura y que además la mayoría de las personas siempre le dan un toque especial como con vainilla, ron o muchas veces hacen quesillos de chocolate, maíz, piña, queso crema.

quesilloTambién te puede interesar: Combina la textura cremosa de un cheesecake con el sabor inigualable de la nutella Ingrediente:
  • 6 huevos medianos
  • 370 gr. de leche condensada (1 bote pequeño)
  • 200 ml. de leche
  • 500 ml. de nata líquida (crema de leche)
  • 6 cucharadas de postre de azúcar
  • Ralladura de limón
  • 1 gr. de canela molida
Caramelo para flanes
  • 6 cucharadas soperas de azúcar
  • El zumo de un limón
Preparación:

Una vez que tengas todos los ingredientes, lo primero que debes hacer es prender el horno y poner a cocinar una bandeja con agua en baño maría y comienzas a preparar el caramelo para flanes debes colocar a cocinar una taza a fuego fuerte y le pones el azúcar y el zumo de limón, lo vas removiendo para que se humedezca el azúcar y esperas que se cocine pero debes de ir removiendo para que no se pegue y poco a poco se vaya dorando, una vez que veas que este bien cocinado lo colocas en el molde mojandolo todas las paredes del molde. cuando veas que el caramelo se cristalice puedes utilizar el molde.

En una taza aparte vas a colocar los 6 huevos, añades 6 cucharadas de azúcar y lo comienzas a batir, después le añades la ralladura de limón, la canela en polvo, la leche, la nata y la leche condensada y lo comienzas a remover hasta que este completamente mezclado.

Por ultimo en el taza donde colocaste el caramelo le añades todos los ingredientes y lo metes en el horno en la bandeja que pusiste a cocinar en baño maría y lo dejas cocinando entre 45 a 60 minutos hasta que este listo. Mientras se cocina debes ir verificando si este listo para que no se te queme.

Cuando el quesillo este listo lo dejas reposando durante unos segundos y al momento de servirlo lo puedes decorar con cerezas, fresas, melocotón.

Comentarios